jueves, 25 de abril de 2013

Análisis Personal sobre Fire Emblem: Awakening.


Espadas, cuadrículas y dragones se vuelven a fusionar.


Japón es un país de ferviente locura por los géneros más rebuscados que os podáis imaginar, hecho que rara vez se repite en el resto de países y que condena a la no salida de muchas joyitas fuera de territorio nipón. Un ejemplo claro de ello son los juegos de rol tácticos o estratégicos, donde en la isla del Sol Naciente los podemos encontrar a patadas pero que en España son muy raros de ver (por no mencionar la traducción exenta a nuestro idioma).

De hecho, Fire Emblem no vio la luz en nuestro país hasta sus entregas de Game Boy Advance, las cuales cosecharon un éxito rotundo que sirvió para que los títulos futuros repitiesen la misma experiencia.

Hoy en día, es raro ver algún gamer que se precie y que desconozca esta saga, pues su curioso pero adictivo sistema de combate por turnos y el toque de las clases evolutivas le dieron una fama que ya gustaría a otros juegos del género. Sin contar ademas que las aventuras del emblema de fuego son absorventes, profundas y duraderas y en esta ocasión no solo nos toparemos con una trama de superior calidad, nos hayamos ante una experiencia rodeada de un apartado artístico inmaculado.

Si quieres ver los entresijos de Fire Emblem Awakening desengranados no te demores en empezar a leer el análisis que presento a continuación:


Fire Emblem Awakening





Plataforma: Nintendo 3DS
Desarrollador: Intelligent Systems
Distribuidor: Nintendo
Género: J-RPG táctico


1. Historia:



Yllise, un reino de exuberante paz y cordialidad se ve envuelto en una guerra con su país vecino, Plegia, gobernado por un tirano cuya maldad no parece tener límites.
Para preservar la frágil tranquilidad existente en las aldeas colindantes al conflicto, la Venerable de Yllise crea un gremio de guerreros conocidos como los Custodios, cuya dicha no es otra que defender aquellos necesitados que no puedan valerse por si mismos.




Chrom es el hermano menor de la Venerable y el líder de los mencionados guerreros, conocido y respetado por su carácter afable y la pasión que desprende en los demás con sus buenos actos e ideales. Durante una patrulla se encuentra con un hombre tirado en el suelo y que, al recobrar el sentido, se presenta como un estratega bien experimentado encarnado por nosotros mismos. Este misterioso hombre alberga un oscuro secreto donde cuyos sueños se ve a sí mismo matando a Chrom en un acto de suma traición.

Sin embargo, afligido por la culpa y una amnesia reciente, no consigue recordar nada más pero se presenta desafiante para evitar que ese trágico destino desconocido pueda cumplirse. ¿Conseguirá tal propósito o solo será una herramienta para traer más muerte al conflicto de estas naciones?

Con esta premisa se nos presenta la trama de Fire Emblem Awakening, una historia muy rica y completa que  se alimenta de cinemáticas de anime intercaladas con los clásicos diálogos de sprites con dibujo manga.




¿Qué puedo valorar de ella? Pues simplemente deciros, evitando todo posible spoiler, que es una historia llena de giros argumentales bien planteados y sorpresas con una capacidad para profundizar en la historia individual de cada personaje pocas veces vista en juegos del género. Cada detalle de la trama esta sumamente cuidado, apenas existen cabos sueltos y no parará de sorprendernos hasta llegar al epopéyico final.

Cabe decir a mayores que goza de poseer la mejor historia del universo de Fire Emblem desde mi perspectiva, más centrada en presentarse con el carácter de una novela que en una simple sucesión de eventos para dar excusa a los combates, como bien se puede apreciar en los títulos precursores para consolas portátiles.

Nota: 9/10


2. Gráficos:



Aunque Nintendo 3DS tenga una capacidad casi comparable a Paystation 2, solo unos títulos exclusivos apuestan por exprimir todo el poderío de la consola. En este caso nos encontramos ante un título bastante altibajo, cuya fuerza reside en el paradigma jugable en su totalidad pero, que pese a mostrar unos modelos un tanto "deformed", es imposible no contagiarse de su encanto.

Así bien, mezclando cuadrículas con fondos en tres dimensiones en perspectiva isométrica con sprites animados en 2D, contemplamos un cuidado mapa donde desenvolver nuestras tropas y plantear nuestra estrategia para conseguir que la batalla esté siempre a nuestro favor. Dichos mapeados gozan de un estilo artístico sublime, con elementos que agracian todavía más su gentileza como pueden ser aves sobrevolando entre las nubes, las mareas ondeantes de la costa, el movimiento de los bosques al viento, etc.




En los combates el estilo cambia por completo. Pasamos a entornos completamente en 3D donde se muestran los modelos de los personajes dándose estopa con movimientos gráciles y unas físicas bien resueltas en lo referente al impacto de las armas y las caídas al suelo de los cuerpos. Esto se acompaña de bonitos efectos especiales para resaltar las habilidades que varían en función de la efectividad del golpe. Cabe destacar que se incluye como novedad la imagen del rostro del personaje cuando ejecuta un crítico, un recurso muy utilizado en juegos de lucha pero que se estrena en el género táctico por vez primera en esta ocasión.

No podemos dejar de lado hablar de la interfaz, un elemento muy importante en juegos de este género, pues a través de ella recibimos toda la información necesaria para tomar nuestras decisiones antes de los combates. En el caso presente su aplicación es de sobresaliente. Es sencilla, intuitiva y se muestra con total acierto gráfico.




Por último, en cuanto a las partes de narrativa, veremos a los modelos poligonales de los personajes realizando emociones simples pero bien representadas, pero no es aquí donde la historia se vale de los gráficos en su inmensidad. Las cinemáticas son sin lugar a dudas el apogeo gráfico del programa, escenas de japoanimación digital muy bien hechas y que lucen de maravilla en una portátil de este calibre.

Tras todo esto, ¿Existe algún punto negro en este apartado? Pues la verdad es que algo se le puede sonsacar.




Los modelos de los personajes tendrían que haber estado mejor realizados y puede que el estilo Deformed no fuese el más adecuado pese a que están realizados en base a un buen diseño artístico. Estos presentan, además, acusados dientes de sierra y ciertos bugs de resolución (imagino que será por la compatibilidad del programa para adaptarse a las dos pantallas de las versiones existentes de la consola) pero que para nada consiguen enturbiar la riqueza y gracia del apartado artístico general.

Nota: 7/10


3. Sonido y Banda Sonora:



Siendo juegos de una portátil donde apenas se reproducía melodías comprimidas en OGG, no estaba en los planes de los fans el reprochar una buena banda sonora para un juego cuya tradición siempre se mostró ajena a este hecho.

No obstante, Awakening no solo puede vanagloriarse de tener una OST más representativa que sus antecesores, si no que además es condenadamente buena.




La mayoría de los temas son instrumentales y su exquisitez apoya con fervor la ambientación fantástica-medieval que da vida al juego. Algunos temas, como la música de victoria, subida de nivel o el trasfondo de las evoluciones de clase se mantienen respecto a la saga original pero versionadas orquestalmente aumentando considerablemente su valor. Mención especial para los temas de niveles álgidos de la historia, enriquecidos con coros que cogen mucha fuerza cuando estalla la animación de los combates.

Sencillamente, la labor de Hiroki Morishita y Rei Kondoh es encomiable y con gusto nos hemos quedado de ver que más nos pueden ofrecer en futuros juegos de la compañía.

En cuanto al tema del doblaje y efectos sonoros, el primero se nos muestra con voces tanto en inglés como japonés, ambas de buena calidad pero sin duda son las niponas las que hacen ganar más epicidad al programa. Los segundos no se quedan atrás, como dije antes, muchos de los temas míticos se conservan y de igual manera lo hacen los clichés sonoros adaptados con calidad al hardware de 3DS.


Nota: 10/10


4. Jugabilidad:



Nos encontramos ante un juego de estrategia, por lo tanto, un título asentado en este género como terreno se sostiene de un único pilar sólido: la jugabilidad.

Como bien dije en la introducción, Fire Emblem destaca sobre todo por presentar unos combates sencillos y dinámicos que triunfan allí donde otros se vuelven aburridos y latosos. Esta nueva entrega ahonda más allá, dotando de más complejidad y posibilidades con el nuevo sistema de combate por parejas, donde las relaciones personales entre las unidades cobran una vital importancia para el resultado de los combates.




Para empezar hablaremos del personaje principal, un avatar que crearemos con un sencillo editor que nos servirá para encarnarnos como el estratega de la aventura, un personaje que en otras entregas consistía en una mera figura narrativa sin aspecto físico o jugable. Este personaje junto con Chrom serán las dos figuras principales del título, lo que conlleva a que la partida automaticamente finalice si alguno de los dos caen en combate.

El esquema jugable es bien sencillo, primero se nos presenta la cuadrícula donde están diseminadas las unidades como si de un tablero de ajedrez se tratase, en él podemos movilizarlas para que entablen combate con las unidades del ejército enemigo, se refugien en fuertes, recojan objetos de cofres o se rejunten con otras unidades para poder obtener bonus y ventajas que de combatir en solitario no existirían. Después pasamos al plano de los combates, aquí nosotros no intervendremos y solo tomaremos el papel de espectador para ver como en una miniciemática generada por el motor del juego se ven las caras las unidades de ambos bandos.

Aun así, los combates tienen su chicha. Como en todo juego de rol, las unidades gozan de estadísticas que aumentan conformen vayan subiendo de nivel, según la clase optarán por diferentes familias de armamento (espadas, hachas, lanzas, arcos y grimorios) y habilidades. Tener en cuenta esto es importante para planificar con éxito las tácticas en los mapas pues por ejemplo, un pegaso que se lance contra un soldado armado con un arco tendrá pocas posibilidades de salir airoso al ser vulnerable a este tipo de armas, y así con todo los elementos condicionantes que vayamos comprendiendo a lo largo de la campaña.




Una seña de la saga son las evoluciones de las clases. Cuando alguna de nuestras unidades alcance el nivel 10 puede transformarse en una clase nueva con mejores estadísticas y habilidades. Hasta aquí se mantiene intacto, pero la novedad viene de la mano de una suerte de sellos que harán de esta opción más compleja y variada. Para empezar tenemos dos tipos de sellos, los maestros que directamente evolucionan nuestras unidades a una clase superior cuando estén al nivel 10 (estos ya aparecían en Fire Emblem Sacred Stone) y los segundos que permiten mudar a otras clases totalmente diferentes permitiendo reiniciar el nivel y así ir ganando estadísticas sin que exista un límite tope marcado.

Otra de las principales novedades en esta entrega es la posibilidad de "rolear" con las unidades fuera de los campos de batalla. Si ponemos a luchar unidades por parejas, subirá un nivel de camadería que irá representado por letras (desde el rango C al S). Al obtener la letra C con una pareja, ambos miembros podrán conversar fuera de combate para subir más nivel y con ello obtener mejores prestaciones al luchar codo con codo como puede ser mayor chance de crítico o la posibilidad de que nuestro camarada nos salve de un golpe mortal. Mas interesante resulta si conseguimos el rango S, ya que si ambas unidades son de sexos diferentes se enamorarán y formarán un matrimonio, esto nos beneficiará obteniendo al hijo resultante de la unión como una unidad más para nuestro ejército con las estadísticas y habilidades heredadas de sus padres. Cabe decir que esto es totalmente aleatorio y secundario, con lo que podemos experimentar cantidad de relaciones con personajes diferentes dando como resultado el mismo modelo de personaje para el hijo pero con detalles físicos cambiados además de las habilidades, como puede ser el color de piel o el peinado.




Este último punto supone la que ya de por sí era una experiencia original y divertida en algo más colosal que aumenta la dosis de entretenimiento encarecidamente. Sin embargo las cualidades heredadas de los juegos progenitores se mantienen intactas, como puede ser una dificultad muy alta que nos hará meditar con detenimiento cada jugada ya que el mínimo descuido desembocará en la muerte de alguna de nuestras unidades, hecho que podemos catalogar de absoluto y también original, pues si una unidad muere lo hace para siempre y con ello también las partes de la historia en las que podía tener un mínimo de peso.

En definitiva, estamos ante el Fire Emblem más completo y profundo que la saga nos ha deparado hasta la fecha. Un hecho que podemos consinderar de emblemático y que espero de corazón que sirva de precedente para seguir aunando todavía más en la fructífera experiencia que supone encararse con un RPG táctico.

Nota: 10/10


5. Duración


Como buen exponente del género rol, las horas que invertiremos para completar la aventura oscilan entre las 40 y 50 que pueden expandirse tranquilamente a las 70 si nos apretamos los pantalones para completar las rutas secundarias.

Pues en esto consiste otra de sus grandes y novedosas bazas frente a los antiguos. Aunque existían misiones secundarias en los otros, eran de mero contenido adicional para conseguir algún objeto extra sin mayores expectativas, sin embargo, Awakening nos propone un mapa-tablero donde multitud de rutas alternativas emergen a la par que la senda principal y que se irán ampliando conforme llevemos a cabo diferentes acciones como casar a una determinada pareja o dejar con vida a un enemigo en especial.




Completar estas misiones nos recompensará desde personajes nuevos para sumarse a nuestras filas a conversaciones de la historia que de otra forma las pasaríamos de largo.

Además, si la aventura principal nos sabe a poco hay que matizar que es totalmente rejugable pues las decisiones que tomemos a lo largo de la historia harán que esta varíe levemente sumado a la posibilidad que las relaciones personales de las unidades son totalmente diferentes en función de como las enfoquemos en cada partida.




No nos olvidemos que contamos con otras modalidades adicionales, como los portales temporales que nos permite descargarnos nuevos mapas desde la E-Shop para reclutar a personajes míticos de la saga, un medidor de motivación para saber que piensan unas unidades de otras, combates online y hasta un medidor de fama que conforme consigamos puntos nos dará jugosas recompensas para equipar a nuestros personajes.

Con todo esto, si el juego nos cautiva en toda su esencia, podremos quedarnos pasmados con él unas 100 horas tranquilamente.

Nota: 10/10


Valoración Final


Intelligent Systems lo ha conseguido.

Un nuevo Fire Emblem que es más que eso, una enigmática epopeya que conserva lo mejor de la saga y que se renueva de una forma increíble para crear uno de los títulos más prestigiosos de Nintendo 3DS.

Un must have en toda regla que hará escuela y creará historia.

Si todavía no tenéis una 3DS esta es una buena ocasión para agenciarse una, este juego vale su compra y con creces.

- Positivo:

1. Una de las mejores historias de la saga y del panorama J-RPG para la portátil. 
2. Las nuevas posibilidades estratégicas que ofrece el sistema de evolución por sellos, las habilidades secundarias, las relaciones de camadería, etc.
3. A nivel audiovisual es precioso, esto queda patenten en la calidad de sus cinemáticas y en la banda sonora.
4. El juego aparte de ser muy largo es también rejugable.

- Negativo:

1. El uso de la tecnología 3D es muy limitada y apenas se aprecia quitando su empleo en las cinemáticas.
2. Los modelos 3D de los personajes podían estar mejor recreados pese a la gracia que puedan tener con su estilo.
3. Aunque las voces en japonés son perfectas, también nos hubiera gustado que contase con doblaje al castellano como alternativa.
4. Puede que a la larga se nos haga repetitiva la mecánica de los combates si decidimos automatizar nuestras estrategias.

NOTA DEFINITIVA = 10/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario